jueves, 12 de abril de 2012

La Leishmaniasis

La Leishmaniasis, es un grupo de trastornos causados por la especie Leishmania la cual es transmitida por diferentes especies de flébotomos y su periodo de incubación va de los 10 días hasta los 3 meses e incluso años. Es muy frecuente en zonas endémicas.

La Leishmaniasis mexicana, se manifiesta con un tipo de úlcera llamada “úlcera de los chicleros”, la cual es una enfermedad que se desarrolla en roedores arbóreos y pude trasmitirse a personas que recurren a la selva en busca de chicle. Se caracteriza por una lesión cutánea única en el pabellón auricular, en la cara o en la mano, es crónica y muestra poca tendencia a la ulceración. La amazonensis es otra variedad de La Leishmaniasis mexicana, la cual se manifiesta con una separación masiva de lesiones en la piel sin alteraciones viscerales; las cuales contienen un sin número de microorganismos, por lo tanto su curación es rara.

La Leishmaniasis donovani, se manifiesta con palidez, pérdida de peso, debilidad progresiva y taquicardia. Es muy común en niños menores de 4 años aunque las personas adultas no están excentas.

La Leishmaniasis brasiliensis, es una enfermedad que causa la espudia y la uta. La uta se da en climas bastantes fríos y a alturas mayores de 650 m. se manifiesta con úlceras cutáneas únicas o múltiples en las que se encuentran los parásitos. Hablando de la Espudia el microorganismo infecta a los roedores de los bosques y esta es trasmitida a las personas por los flebótomos cuando se establece en regiones selváticas vírgenes. La lesión cutánea inicial se ensancha paulatinamente por lo cual la infección bacteriana es frecuente. La infección se llega a la superficie de las mucosas de la boca o la nariz, donde se desarrollan erosiones dolorosas, destructivas y mutilantes con cicatrización y distorsión de las estructuras afectadas; también puede haber pérdida de peso, anemia y fiebre. Si hay obstrucción respiratoria esta puede causar la muerte.

Se puede utilizar algunas plantas medicinales como el zacate limón, albahaca, llantén y manzanilla los cuales ayudan a calmar los síntomas. Puede agregar una cucharada de cada planta en un litro de agua hirviendo y administrarse 1 tasa 3 veces al día mientras duren los síntomas. Pero lo más recomendable es acudir a un especialista con urgencia al manifestarse cualquier caso de Leishmaniasis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada